Música

Gente de Zona Trío de Reggaeton

  • Gente de Zona [Havana Cultura]
  • Gente de zona [ Havana Cultura ]
0:00 / 0:00

Playlist

La Palestina
Gente de Zona
210
Soñé
Gente de Zona
265

Tras más de doce años en el mundo del reggaetón, Gente de Zona se mantiene fuerte y defiende su territorio frente a nuevos rivales locales como Los Desiguales, Osmani García, El Micha, Baby Lores y Kola Loka, que calientan las pistas de baile con sus distintas aproximaciones al cubatón. A día de hoy, si un DJ quiere que los cubanos alcen las manos, no tiene más que poner "El Animal", el sempiternamente popular tema de Gente de Zona que alaba las cualidades no sólo de los miembros del grupo de forma individual, sino de todos los niños cubanos que se criaron en un barrio humilde o "zona".

En 2007, cuando Havana Cultura entrevistó a los integrantes de Gente de Zona —Alexander, Nando Pro y Jakob Forever—por primera vez, éstos experimentaban la adrenalina del éxito con "La campaña" y, por supuesto, "Pa' la Gente de mi Zona", de su primer disco homónimo. Desde entonces, han estrenado tres álbumes: Lo mejor que suena ahora (2007), A full (2010) y Oro: Lo nuevo y lo mejor (2012). Compartieron el estudio con grandes de la música cubana ajenos al reggaetón como Orishas, Ogguere y Charanga Habanero. Colaboraron con Havana D' Primera en un tema llamado "La Figura"para el disco Pasaporte (2012). También han trabajado con estrellas de otros países: en 2011, Gente de Zona grabó "Vacaciones" con el productor y rapero americano Pitbull, y trabajaron con el también rapero y productor dominicano El Cata en la realización del mega-hit "Con la ropa puesta". "¡Nunca en mi vida imaginé que cantaría un merengue dominicano!", se maravilla Alexandre negando con la cabeza como si todavía le costase entender el éxito mundial del tema.

Esto es principalmente lo que ha cambiado para Gente de Zona en los últimos cinco años: el resto del mundo los ha descubierto en grande. El trío ha recorrido Europa así como también Perú y México. Su gira por 10 ciudades norteamericanas comenzó con una explosiva fiesta callejera en Hialeah (Florida) para celebrar los Latin Grammy. Además, tienen su propia marca de perfume. La empresa italiana Suárez Parfums-Cosmetics comercializa GDZ Parfum para él y para ella, lo que quiere decir que por apenas €29.90 puedes oler como un regatoneo cubano.

Antes de que pienses que la música ya no es una prioridad para Gente de Zona o, peor aún, que el reggaetón es, por definición, musicalmente inferior, ten en cuenta la réplica de Alexander: "El reggaetón sigue la tradición de la música cubana bailable. Los cubanos son un pueblo al que le gusta bailar, que consume música, que sabe de música y que hace música. Los músicos de otros países tienen envidia de todo el talento musical que tenemos aquí. Al principio, Gente de Zona era sólo tres personas sobre el escenario—yo, Jakobo y Nando. Ahora estamos intentando mejorar nuestra— ¿cómo decirlo?— capacidad musical. Estamos intentando inyectar un poco más de sabor a nuestros ritmos. Trabajamos con un grupo que incluye bongos, tambores, dos trompas, un piano, teclados…".

"No escucho mucho reggaetón hoy en día—añade—. Escucho salsa, merengue, baladas románticas. En serio, escucho todo tipo de música. Me gusta mucho lo que aquí en Cuba llaman `guapanga', que es rock mezclado con hip hop. No tengo fronteras cuando se trata de música. El hecho de que sea un artista de reggaetón no quiere decir que esté cerrado a otras cosas".

El nuevo apartamento de Alexander en Playa está situado cerca del Salón Rosado de La Tropical, el famoso local nocturno  de La Habana en el que los cubanos de la clase trabajadora van a bailar desde hace décadas, si bien se encuentra lejos—geográfica y figuradamente— de su antiguo barrio de Alamar. Hay que decirlo: últimamente, Alexander vive a lo grande. No a lo grande como Lil Wayne o Rihanna, pero sin lugar a duda grande para estándares habaneros. Inmensas fotografías de los integrantes de Gente de Zona adornan las paredes. En la cocina, hallamos una nevera grande y nueva, y una televisión pantalla plana cuelga sobre la pared de la sala de estar.

Cuando le preguntamos adónde puede llevar su éxito, fue como si pulsásemos el botón "pausa" en la ebullición habitual de Alexander, pero el flujo resumió de inmediato: "Creo que tu vida puede cambiar sin que cambien tus raíces—explica—. No teníamos mucho cuando yo era pequeño. Vengo de un barrio pobre. Han cambiado mis circunstancias personales, ha cambiado dónde vivo, cómo vivo, cómo veo mi vida, pero he seguido creando, trabajando. Nunca le he puesto un valor monetario a mi vida ni le he puesto un precio a mi carrera como tal. Pocas personas que crecen en un barrio pobre logran hacerse famosos y exitosos y, entre aquellos que lo logran, hay todavía menos que no se ven afectados, que no descuidan a su gente, sus amistades, la familia que les ha hecho quienes son. Yo siempre estoy con mis amigos de infancia y con los que estaban ahí cuando Gente de Zona estaba empezando y con los que más felices están del éxito de Gente de Zona. Vivimos en un país en el que la prensa no te persigue, el que no hay paparazzi. Si todo eso existiese en Cuba, entonces quizás estaría todo el día en las noticias, pero no es mi objetivo".

Últimamente, las noticias del reggaetón en Cuba no son muy halagüeñas. La controversia ha acechado a algunos elementos de reggaetón que han sido tildados de "vulgares". Alexander se distancia a sí mismo y a Gente de Zona del debate. "He sido muy crítico con muchos cantantes de reggaetón de mi generación—dice—. He intentado siempre decir la verdad, narrar lo que pasa a mi alrededor sin ser obsceno ni recurrir a la vulgaridad. Además, uso muchos dobles sentidos. La insinuación es una especialidad cubana".

  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
Iframe